Sombrero de paja toquilla, patrimonio inmaterial de Ecuador
50649
post-template-default,single,single-post,postid-50649,single-format-standard,eltd-core-1.1.3,borderland-theme-ver-2.3,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll, vertical_menu_with_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-6.3.0,vc_responsive

Sombrero de paja toquilla, patrimonio inmaterial de Ecuador

Sombrero de paja toquilla. Foto: Mintur

El tejido tradicional de paja toquilla de Ecuador forma parte del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, desde el 5 de diciembre de 2012, y expresa su cultura milenaria y ancestral.

El Montecristi es el sombrero de paja toquilla más conocido y buscado por su extrema finura.

Los artesanos de Montecristi, en la provincia de Manabí, poseen los conocimientos ancestrales y técnicos en la fabricación artesanal del sombrero,  en la selectiva elección del calibre de la paja y en la técnica de tejido manual para obtener un grado de perfección.

En la comunidad de Pile, en el cantón Montecristi, residen 1500 habitantes y más de la mitad son expertos tejedores que elaboran sombreros finos y extrafinos en paja toquilla.

La paja toquilla es una especie de palma sin tronco cuyas hojas en forma de abanico salen desde el suelo.

Cada planta tiene hojas anchas que alcanzan los dos y tres metros de largo. La parte exterior de las hojas es verde, el centro blanco marfil o blanco perla de donde se obtiene la paja para la fabricación de los sombreros.

Artesano tejedor Mintur

El proceso de elaboración comienza desde el cultivo de los toquillales, donde se recoge el “cogollo” para ser hervida la fibra y eliminar la clorofila.

Luego se seca para su blanqueamiento, se elabora el patrón, la copa y el ala del sombrero.

De inmediato, los tejedores lavan, blanquean, hornean, planchan y prensan para terminar la fabricación.

El tinturado depende de una variada gama de tonalidades, entre las cuales están: blanco, marfil, miel, diferentes tonos de cafés, colores pasteles,  entre otros.

Los modelos más conocidos son: Montecristi, Brisa, Cuenca liso, Cuenca varias randas, Ventilado, Calado, Tropical y Torcido.

La elegancia y calidad del sombrero conquistó el gusto y la preferencia de personalidades, tales como: Ernest Hemingway, Winston Churchill, Harry Truman y Paul Newman.

La finura del sombrero se mide en grados. A mayor finura mayor es el grado y el precio.

Los más finos se asemejan a  una tela fina y cuestan hasta 5 000 dólares.

Fuente: Mintur/ Patrimonio Cultural/ RTE

No Comments

Post a Comment