TURISMO CULTURAL

TURISMO

CULTURAL

 

 

TURISMO CULTURAL

Ecuador es un país multiétnico y pluricultural que lo convierte en una joya para los visitantes, atraídos por la diversidad de gente y tradiciones.

El nombre de Ecuador obedece a diversos hechos que a través de los años se conjugaron para borrar el histórico nombre de Quito. El primero de ellos se dio en el año 1736, cuando la Academia de Ciencias de París envió a Quito la célebre Comisión Geodésica de Francia integrada por los sabios La Condamine, Bouguer, Godín y Seniergues, entre otros, quienes estuvieron acompañados por los marinos españoles Jorge Juan y Antonio de Ulloa.

El propósito de la Misión era medir un arco del meridiano terrestre, para lo cual los científicos vinieron a Quito. Ulloa y Juan escribieron una reseña bajo el título “Noticias Secretas de América” en la que se refirieron a “Las Tierras del Ecuador” – en alusión a la línea equinoccial que cruza al norte de la ciudad de Quito- y dejaron a un lado el nombre de la Presidencia o Audiencia de Quito. Años más tarde, y luego del triunfo en la Batalla de Pichincha, de nuevo se destacó el nombre de Ecuador y no el de Quito.

 

Mercados Indígenas
Los famosos mercados indígenas y comunitarios son una perfecta combinación de cultura milenaria, tradiciones, sonidos exóticos y sabores andinos. En cada ciudad hay siempre un mercado para pintar de vida y color el entorno.


Los mercados más conocidos atienden al público:

Los domingos en Otavalo, Santo Domingo de los Tsáchilas y en el Parque El Ejido en Quito.

Los martes en Latacunga, Otavalo.

 

 

El 25 de junio de 1824 se promulgó la Ley de División Territorial de Colombia y fue determinante para lo que sería el futuro del Ecuador. En esa ley se mencionó por primera vez el nombre de Ecuador como el de un departamento gran colombiano. La República del Ecuador surgió como estado independiente el 13 de mayo de 1830 con la suscripción del acta que se convirtió en la partida de nacimiento del estado ecuatoriano.

 

En la Primera Constituyente se estableció que los Departamentos del Azuay, Guayas y Quito quedan reunidos entre sí formando un solo cuerpo independiente con el nombre del Estado del Ecuador.

El patrimonio de los pueblos está en su cultura, la arquitectura, las artes, el folklore que se plasma en el teatro, la música, la danza, las herencias ancestrales o en expresiones arquitectónicas coloniales y modernas.

En todas las regiones del Ecuador, coloridos mercados indígenas y fiestas populares como: la Mama Negra, el Paseo del Chagra, las Jumbadas, entre otras, atraen a los visitantes nacionales y extranjeros.